viernes, 16 de enero de 2009

LOS MANGLARES

El manglar es un ecosistema de las costas, que está formado por grupos de árboles que pueden tolerar concentraciones altas de sal, poco oxígeno y sobrevivir en terrenos inundados de agua. Para poder sobrevivir bajo estas condiciones, los manglares han desarrollado estructuras que les permitan adaptarse mejor al ambiente. Por ejemplo, poseen unas raíces aéreas en forma de zancos que les ayudan a anclarse en terrenos blandos e inestables y les permiten soportar el oleaje.
También cuentan con estructuras especiales que les permiten el intercambio de gases en suelos sin oxígeno. Y sus semillas son flotantes lo que ayuda a que se dispersen más.

Los manglares más conocidos están formados por el mangle rojo, Rhizophora mangle, que tiene como característica principal su sistema de raíces adventicias que surgen desde el tronco o de las ramas laterales hasta el agua, filtran el agua de mar evitando que la sal pase al interior de la planta. Su nombre surge por el color rosa o rojizo bajo la corteza del árbol.

Los manglares benefician a otros organismos. De la raíz del mangle rojo se benefician almejas, ostiones, tunicados, esponjas y peces. El manglar también es un refugio para una gran diversidad de aves. La pradera marina y el arrecife de coral se sirven de los nutrientes que produce el manglar. Algunos de estos organismos ayudan al manglar, como las esponjas que protegen las raíces para evitar que los crustáceos los ataquen y el arrecife que minimiza el efecto del oleaje.

1 comentario:

Aaron Arias dijo...

Además, éste "árbol retorcido" (significado de manglar), tiene una gran importacia ecolóica ya que reduce la erosión que producen las olas cuando llegan a la costa y también protegen contra la erosión eólica que produce el viento proveniente del mar al introducirse en el litoral, evitando la desertización de éste.

Artículo muy interesante.